jueves, 19 de noviembre de 2015

Alergia al WI FI

En la actualidad se puede encontrar muchos lugares donde existe señal inalámbrica de internet, es muy necesaria para realizar muchas de las labores cotidianas, pero existen personas que se ven muy afectadas por este tipo de señal, se trata de aquellos que sufren una enfermedad muy extraña y que es catalogada como hipersensibilidad electromagnética o alergia al Wi-Fi.
Imagen ilustrativa - Pixabay




Esta alergia es producida por la exposición de cualquier emisor de señales electromagnéticas como celulares, microondas, antenas de Tv satelital y demás objetos, por lo que es considerada como la enfermedad del siglo XXI. Algunos médicos aseguran a esta enfermedad reduce la serotonina lo cual provocaría depresión.
Quienes padezcan de este problema tendrán síntomas como: pérdida de memoria a corto plazo, dolor de cabeza, depresión, mareos, náuseas, palpitaciones cardiacas, cansancio en incluso afecciones en la piel como enrojecimiento y picazón. Pero estos síntomas se pueden confundir con los de otras enfermedades, además que sería muy extraño para una persona ser diagnosticada con este mal, sobre todo en una época en que las redes de comunicación inalámbrica son tan importantes y se encuentran en prácticamente todos lados.

Según los estudios realizados por científicos independientes 1 de cada mil personas podrían ser afectados por la electrosensibilidad.
La mayor parte de la población mundial está expuesta a diversos tipos de señales electromagnéticas pero que muy poco sufren estragos de salud debido a la misma, además que aún no es reconocida oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad.
Medicamento - Pixabay

Sin medicamentos
Al no ser reconocida por la OMS como una enfermedad es lógico que no exista algún medicamento específico, además de una completa inexistencia de protocolo sanitario para quienes sufren de >>alergia al Wi Fi<< por lo que una personas podría pasar mucho tiempo en estudios médicos sin llegar a ser diagnosticada. Algunas personas que padecen de la enfermedad tienen que optar por no encender algunos artículos que emitan señales electromagnéticas como los celulares y los ordenadores, aunque en el trabajo tengan que encontrarse con ellos.
Esta desagradable enfermedad empeorara más en el futuro debido al rápido avance de la tecnología en el mundo, y algunos que tengan este problema se verán en obligación de buscar un lugar aislado para vivir lejos de cualquier emisor de ondas electromagnéticas para su tranquilidad, algunas opciones serían las montañas más aledas posibles de la civilización o alguna isla.
Quizás en el futuro si la cantidad de enfermos de  hipersensibilidad electromagnética aumenta en gran numeró los gobiernos tomaran medidas respectivas sin que esta afecte el desarrollo de la sociedad que en la actualidad necesita de comunicación inalámbrica, o tal vez se cree algún medicamento para las personas y no tengan que aislarse de la civilización, hasta entonces hay que esperar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario